Seamos como San Pedro y San Pablo, unidos en la oración: Papa Francisco

En el marco de la solemnidad de los santos Pedro y Pablo, apóstoles, el Papa Francisco pidió a todos los cristianos rezar unos por otros, especialmente por los gobernantes, invitándonos a ser como los mártires de Roma, unidos en oración a pesar de ser diferentes o de no pensar igual.

En su homilía, de la misa que presidió hoy 29 de junio en la Basílica vaticana, el Santo Padre destacó la oración como principio de unidad y recordó que San Pedro y San Pablo son fundadores y columna espiritual de la Iglesia católica porque a pesar de sus debilidades humanas y las dificultades que les presentó el mundo, supieron ser verdaderos testigos de Jesucristo y hermanos que se amaron aun en las diferencias:

“Eran, en fin, dos personas muy diferentes entre sí, pero se sentían hermanos, como en una familia unida, donde a menudo se discute, aunque realmente se aman. Pero la familiaridad que los unía no provenía de inclinaciones naturales, sino del Señor. Él no nos ordenó que nos lleváramos bien, sino que nos amáramos. Es Él quien nos une, sin uniformarnos.”

Esta Eucaristía es la primera que el Papa concelebra con diez Cardenales, ante la presencia de aproximadamente 90 personas y conforme a las nuevas medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus.

Durante la ceremonia, en honor por los santos mártires Pedro y Pablo, patronos de la ciudad de Roma, aprovechó para bendecir los Palios destinados al Decano del Colegio cardenalicio y a los cincuenta y cuatro arzobispos metropolitanos nombrados en el curso del año.

Finalmente, el Pontífice exhortó a los católicos a vivir una vida profética, no de discursos vacíos, quejas o insultos, sino a dar un testimonio fiel del Evangelio, a orar más y murmurar menos, ya que sólo a través de la oración podremos preparar el camino hacia la unidad.

También puedes leer ¿Por qué San Pedro y San Pablo se celebran el mismo día?