Actualice sus datos y reciba un obsequio

San Juan María Vianney, Cura de Ars, patrono de las vocaciones sacerdotales

Juan María Vianney, mejor conocido como Cura de Ars, es un santo que perteneció a la Orden de San Francisco. Se le recuerda por su humildad y capacidad de discernimiento. Su vida profética ha inspirado el arrepentimiento y conversión de muchos pecadores, así como ha motivado nuevas y abundantes vocaciones sacerdotales, por lo cual es considerado patrono de los párrocos y cada 4 de agosto, día de su memoria litúrgica, es motivo de festejo para todo el presbiterio.

Nació cerca de Lyon, Francia, en 1786. Fue el tercero de seis hijos del matrimonio entre Matthieu Vianney y Marie Beluze. Desde joven aspiró al sacerdocio, vocación que se vio interrumpida al ser reclutado por el ejército napoleónico, del cual desertó y, finalmente, volvió a ingresar al Seminario por el año de 1811. Se ordenó sacerdote en 1815 y fue enviado a Ars, una comunidad cercana a su lugar natal.

En Ars se desempeñó como párroco, donde empezó a adquirir fama por su talento para confesar, dar consejo y apoyar el discernimiento sacerdotal. Fue buscado por peregrinos y personas distinguidas, obispos, presbíteros e incluso intelectuales. Su vida era auténtico testimonio de ternura y reconciliación, a tal grado, que en nuestros días sigue inspirando alegría y esperanza.

Hoy, el Papa Francisco ha invitado a los presbíteros a ejercer un ministerio en total fidelidad y consistencia a Dios, como lo hizo el santo Cura de Ars, quien caminó hacia la santidad con profunda sencillez, desinterés, pureza de intención y acción:

“Queridos hermanos sacerdotes, pidamos al Señor que nos ayude a ser hombres que testimonian con su vida la compasión y la misericordia que solo Jesús puede donarnos.”

San Juan María Vianney dedicó su vida a la salvación, comprometiéndose en una lucha implacable contra el Maligno. Murió en 1859 a la edad de 73 años, en Ars, donde actualmente se encuentran sus restos mortales, al interior de un santuario construido en su honor.