Oración universal: el mar

P. Sergio César Espinosa González, MG

Universal:
El mundo del mar.

Recemos por todas las personas que trabajan y viven del mar, entre ellos los marineros, los pescadores y sus familias.

El mar es muy grande, puede ser muy bello o muy amenazador, según cómo y desde dónde se le mire. Se dice que los abismos del mar pueden ser tan grandes como las cumbres más elevadas que hay sobre la tierra. En él habitan millones de creaturas. Inmensa es también la cantidad de gente que vive gracias al mar: los navegantes y marineros que trasladan bienes o personas en sus embarcaciones; aquellos que se dedican a la pesca, ya sea en barcos enormes o en frágiles lanchas; los que investigan sus misterios, y los que nos preparan los espacios para divertirnos en sus playas. Detrás de cada uno de ellos es muy probable que haya una familia que comparte con alegría o con preocupación el trabajo de la gente del mar. El Papa Francisco nos invita a pensar en ellos y apoyarlos con nuestra oración para que lleguen al más seguro puerto, que es Dios mismo, guiados por la Estrella de la Mañana, María, nuestra madre.