Misionero de Guadalupe al servicio de las Obras Misionales Pontificio Episcopales

El lunes 13 de enero de 2020, la comunidad de Misioneros de Guadalupe estuvo de manteles largos y participó con gozo en la toma de protesta del padre Antonio de Jesús Mascorro Tristán, MG, quien fue designado nuevo Director Nacional de las Obras Misionales Pontificio Episcopales (OMPE) de México.

El padre Mascorro asumió su nuevo cargo en una solemne Eucaristía, presidida por Mons. Franco Coppola, representante del Papa Francisco en nuestro país. Durante la celebración se dio lectura al nombramiento hecho el 21 de noviembre de 2019 por parte de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, a nombre de Mons. Giampietro Dal Toso, Presidente Internacional de las Obras Misionales Pontificias. Así mismo, se llevó a cabo un rito de inicio para este nuevo ministerio pastoral, donde el ahora director renovó sus promesas de ordenación y recibió las llaves de las OMPE para tomar posesión de su sede.

Durante este acto solemne, Mons. Franco Coppola también exhortó al padre Mascorro a cuidar de las obras misionales y a abrir el corazón de los fieles con su ejemplo, rogando a Dios lo siguiente: “Escucha, Señor, la oración de tu Iglesia congregada en tu nombre, y concede a nuestro hermano Antonio de Jesús, que hoy ha sido constituido Director Nacional de las OMPE México, ser un verdadero imitador de tu Hijo, el Buen Pastor que entregó la vida por sus ovejas; y a los fieles de México otórgales que, bajo la animación que proveen las OMPE, vivan con generosidad en pos de la Misión ad gentes, y crezcan incesantemente en la caridad”.

La celebración fue asistida por los obispos Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Armando Álvarez Cano, Obispo de Tampico y responsable de la Dimensión de Pastoral de la Misión, Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, MG, Obispo de Ecatepec; algunos padres directores diocesanos de misiones, y por los sacerdotes Misioneros de Guadalupe Raúl Ibarra Hernández, Superior General, Eugenio Zacarías Romo Romo, Vicario General, Ricardo Gómez Fregoso, Consejero General, Emilio Fortoul Ollivier, Consejero General, Sergio César Espinosa González, Damián Iván Bernal Cordero, Rodolfo Loza Hernández, Juan Francisco Torres Ibarra, José Carlos Romero Rocha, Basilio Sánchez García y Santiago Rodríguez Serrano.

También se contó con la presencia de Alessandro Naraschi, misionero del Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras (PIME), y del presbítero José Ayala Madrigal, quien, después de su servicio al frente de las OMPE, dejó en manos del padre Mascorro la dirección nacional para regresar a su ministerio pastoral en la Diócesis de Coatzacoalcos.

Los Misioneros de Guadalupe nos congratulamos por dicho nombramiento, el cual significa una muestra de confianza de la Santa Sede y del episcopado mexicano hacia nuestro Instituto en la promoción del espíritu misionero universal. A través de las cámaras de las OMPE, el padre Antonio de Jesús compartió un emotivo mensaje para la comunidad: “Me siento muy agradecido. Primeramente, le agradezco a Dios por la vida, por el don de la vocación sacerdotal misionera; (estoy) muy agradecido por la confianza que tienen para un servidor de desempeñar este servicio a la Iglesia de México como director nacional. Me siento muy tranquilo porque, primeramente, soy consciente de que es el espíritu de Dios el gran protagonista de la Misión, y porque deseo y espero trabajar en comunión con todos los directores diocesanos, con todos los institutos misioneros, sacerdotales, religiosos y laicales. Estoy también muy confiado porque sé que hay muchos hermanos y hermanas nuestros que constantemente oran por nosotros, apoyando siempre a la Misión; me encomiendo a su oración. Mi experiencia en África me ha tocado, me ha marcado, pero sé que tengo mucho por seguir aprendiendo, estoy con un espíritu abierto para escuchar, un espíritu abierto para caminar juntos, y también sé que dentro de aquí, de las OMPE, hay un equipo muy preparado, hay un equipo que sin duda será un apoyo incondicional para este trabajo que estoy iniciando. Gracias por la confianza, gracias por todo el apoyo, y caminemos juntos. La Misión es de Jesús y nosotros somos colaboradores”.

Felicitamos al P. Antonio de Jesús por esta designación y le pedimos a Santa María de Guadalupe que lo cuide y fortalezca durante los cinco años que ejercerá este importante servicio a favor de la evangelización.