Yazmin Huerta Herrejón, MLA, regresa de Mozambique

Después de un período de casi cuatro años, Margarita Yazmin Huerta Herrejón regresa a su natal Michoacán tras cumplir con sus labores como misionera laica asociada, de diciembre del 2015 hasta julio de 2019, en la Misión de Mozambique.

Yazmin prestó sus servicios en la diócesis de Chimoio, en la localidad de Chikweia, donde Misioneros de Guadalupe tiene un centro de formación de agentes de evangelización, un internado femenino de adolescentes y la escuela secundaria San Juan Pablo II.

Durante su servicio compartió la coordinación del internado y su administración, fue tutor directo de las internas, organizó actividades académicas y extraescolares, de socialización y servicio común, entre otras labores que desempeñó con entusiasmo. Al respecto, la misionera laica asociada destaca:

“El servicio que se presta en el internado femenino es muy enriquecedor, aunque también es cansado porque son entre 35 y 40 adolescentes. Al compartir el día a día con ellas, el Señor te va completando poco a poco y te fortalece no sólo en el área espiritual, sino también en la emocional, social, educativa, humana y cultural. Uno aprende mucho sobre la cultura africana y sus tradiciones”.

Este trabajo que, como Yazmin, desarrollan muchos otros discípulos misioneros de nuestro Instituto, es posible gracias al apoyo de los bienhechores, familiares y amigos, pero principalmente a la fortaleza que Dios les da cuando están en tierras lejanas.

Agradecemos la inquietud y disposición de Yazmín Huerta Herrejón para compartir su vida y el evangelio en Mozambique. Oramos para que más jóvenes sigan el ejemplo de Cristo y se unan a la comunidad misionera.