Sacerdotes extranjeros participan en los ejercicios espirituales MG 2019

Del 16 al 20 de septiembre, sacerdotes provenientes de Corea, India y Canadá participaron en los ejercicios espirituales que, como cada año, organizamos los Misioneros de Guadalupe en la Casa de Oración de nuestro Seminario Menor en Tlaquepaque, Jalisco, donde contamos con la presencia de padres MG que trabajan en México y Estados Unidos, así como en las misiones de Japón, Hong Kong, Mozambique y Perú.

Reunidos con el tema “La misión de Jesús en el Evangelio de San Lucas”, tomamos una intención por día para dirigir las oraciones: el lunes, por la colaboración de los laicos a la Misión del Instituto; el martes, por la labor de la pastoral vocacional; el miércoles, por la formación de los seminaristas MG y el jueves, por nuestro 70 aniversario. El viernes lo dedicamos a evaluación y convivencia.

A lo largo de esta semana de retiro, el P. Martin Laliberté, SME, Superior General de los Misioneros de Quebec, nos compartió una predicación diaria, con comentarios al Evangelio de San Lucas y reflexiones iluminadas por sus vivencias y conocimientos acerca de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, del Papa Francisco.

“El Espíritu Santo es fuerza y guía de la Misión”, expresó el padre Martin Laliberté, quien tiene alrededor de diez años de experiencia en la Amazonía en Brasil, formación de seminaristas y de misioneros asociados, e insistió en que actuáramos como buenos discípulos, ya que es por medio de nuestra conducta que Dios se manifiesta, recordándonos la forma en que Jesús se acercó, escuchó, consoló y curó a publicanos, pecadores, enfermos y moribundos.

El jueves fue un día central en nuestros ejercicios espirituales, en el cual celebramos una misa con la participación de alumnos del Seminario Menor MG y estudiantes del Curso Introductorio al Seminario de Misiones (CISEMI), entre otras actividades que efectuamos con la intención de los 70 años del Instituto.

Al retiro asistieron cerca de 65 sacerdotes, la mayoría de Misioneros de Guadalupe; sin embargo, agradecemos, además, la participación de los cuatro padres que vinieron de lejos para unirse a nuestra familia misionera. Oramos para que sigan colaborando con nosotros.