Reanudan misas presenciales en CDMX y son ofrecidas por los fallecidos de Covid-19

El domingo 26 de julio, entre el 85 y 90 por ciento de las iglesias de la Arquidiócesis de México reanudaron misas con la presencia de fieles, implementando estrictas medidas de control sanitario y ofreciendo las primeras Eucaristías a los enfermos y difuntos que ha dejado el Covid-19.

También puedes leer: Verifican iglesias en CDMX para reanudar misas con fieles

Antes de ingresar a los templos se exige el uso de cubrebocas, la revisión de temperatura, aplicación de gel antibacterial, limpieza del calzado en tapetes desinfectantes y la ocupación de lugares previamente marcados para mantener la sana distancia, entre otros filtros de higiene.

En la Basílica de Guadalupe se realizaron misas al aire libre en el atrio, por la mañana. Más tarde fueron recibidas alrededor de 400 personas al interior del recinto y el máximo permitido es de 500. Sin embargo, la celebración presidida por el Arzobispo Carlos Aguiar Retes fue a puerta cerrada y transmitida en vivo por internet.

A la Catedral Metropolitana asistieron cerca de 60 personas, cuando el aforo permitido es de 100. Durante la misa se hizo un llamado a los fieles a seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y se exhortó a quedarse en casa a quienes conforman los grupos de riesgo: niños menores de cinco años, embarazadas, adultos mayores de 60 años y personas con enfermedades crónicas y cardiovasculares.

También, se pidió por nuestros dirigentes políticos, para que puedan tomar las decisiones correctas y gobernar con sabiduría, ya que, a la fecha, suman poco más de 43 mil muertes por coronavirus y hay 390 mil 516 casos en todo México. En la capital, 39 colonias y pueblos se encuentran en semáforo rojo por los altos niveles de contagio.

De esta manera, nuestra Iglesia estará ofreciendo las primeras misas presenciales por quienes han fallecido a causa de la pandemia y por las familias devastadas por la pérdida de sus seres queridos, con el objetivo de honrar su memoria y recordar que, para resurgir de esta difícil situación, hay que continuar siendo solidarios y cuidarnos unos a otros.

Leer más: Suman 46 sacerdotes muertos por coronavirus hasta mediados de julio en México