Padre J. Martín Cisneros Carbonero, MG, agradeció al Señor un año más de sacerdocio

El P. J. Martín Cisneros Carbonero, mg, dio gracias a Dios por el 37° aniversario de su ordenación sacerdotal. Para tal efecto, el domingo 16 de febrero de 2020, presidió la Misa ordinaria de las 20:15 h en la Parroquia de Santa Teresa de Calcuta, en Mérida, Yucatán, a la cual asistieron aproximadamente 400 personas.

Nacido el 22 de junio de 1957 en Jiquilpan, Michoacán, el P. Martín inició su preparación sacerdotal en 1972, en el Seminario de Huejutla, Hidalgo. Años después, en agosto de 1981, ingresó al Seminario Mexicano de Misiones Extranjeras para, finalmente, ser ordenado el 12 de febrero de 1983 por Mons. Juan de Dios Caballero Reyes, Obispo de Huejutla.

“Señor, si hubiera sabido aquel día todo lo que me ibas a permitir vivir en estos primeros 37 años de sacerdote misionero, con igual alegría repetiría: ¡aquí estoy!, presente”, comentó.

Fue enviado en 1989 a la Misión de Angola, donde a lo largo de doce años compartió el Evangelio. “A ellos me envías como sacerdote misionero. Si es tu voluntad, llévame a ellos. Padre, mi vida tiene sentido en tus manos y al ser instrumento de tu amor”, dijo en relación con ese acontecimiento.

Así mismo, comparó su labor evangelizadora con construir puentes, porque “tarea nuestra es buscar aquello que nos une y no lo que nos divide. El puente máximo, Padre, es tu Hijo, que logra con su Pascua unirnos nuevamente a tu amor. Él ha hecho posible la nueva creación”.

Para cumplir con su propósito misionero, el P. Martín aseguró que desde hace tiempo lo acompaña la oración de Charles de Foucauld:

Padre, me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras,
sea lo que sea.
Por eso te doy las gracias.
Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo con tal de que se cumpla tu voluntad,
en mí y en todas tus creaturas,
no deseo nada más, Padre.
Te lo entrego con todo mi ser,
porque tú eres mi Padre.

Rector del Seminario Mayor de Misioneros de Guadalupe de 2003 a 2007, año en el que inició el estudio del doctorado en Misionología, en Roma, Italia, de 2011 a 2017 coordinó la Escuela de Teología de la Universidad Intercontinental. Actualmente se encuentra destinado a la oficina MG en Mérida.

Oramos para que su entrega a Dios Padre continúe siendo por muchos años más como hasta el día de hoy: íntegra y virtuosa.