Actualice sus datos y reciba un obsequio

Obispos católicos en Cuba y Misioneros de Guadalupe ofrecen consuelo a la isla durante la pandemia

A través de un comunicado emitido el 24 de marzo, en las vísperas de la solemnidad de la Anunciación del Señor, y movidos por el afecto y la responsabilidad pastoral, la Conferencia de Obispos Católicos en Cuba (COCC) —lugar donde seis padres Misioneros de Guadalupe realizan labor evangélica—, tomaron medidas para hacerle frente a la epidemia de COVID-19.

Entre éstas se encuentran suspender las celebraciones públicas en los templos, aunque se mantendrán abiertas las puertas de las parroquias el mayor tiempo posible, según lo permitan las condiciones sanitarias; celebrar en privado la liturgia del día, en los horarios conocidos por los fieles, por lo que se repicarán las campanas a esa hora; y suspender hasta nuevo aviso las actividades en los centros de formación, las bibliotecas diocesanas y parroquiales, las guarderías, y las catequesis de niños y adultos.

Así mismo, con el fin de que el pueblo creyente tenga la oportunidad de participar en los misterios de Cristo, han solicitado a las autoridades del país que cada obispo pueda transmitir un mensaje radial en los días centrales de la Semana Santa: Domingo de Ramos; Jueves y Viernes Santos, y Domingo de Resurrección, así como en los domingos sucesivos, mientras estén suspendidas las ceremonias públicas, mencionando lo siguiente:

“La Iglesia universal ha presentado el deseo de que, durante la Semana Santa, sean televisadas las ceremonias presididas por el Papa Francisco o, también, por el Cardenal Juan de la C. García Rodríguez, Arzobispo de La Habana”.

Aseguran que el distanciamiento social, que debe mantenerse para prevenir el contagio, ofrece la oportunidad de compartir la fe en familia, orando juntos:

“Recordemos la sabia enseñanza de nuestros mayores, en situaciones de dificultad: ‘Siempre que llueve, escampa’. Ahora pasamos por el momento de la tormenta… ¡Ayudemos a ser sembradores de esperanza y de la confianza en nuestro Padre Dios!”

Con 25 años de dedicación evangélica en la isla, los sacerdotes Misioneros de Guadalupe que colaboran actualmente en Cuba son: Juan Rivera Torres, Joel Sevilla Lara, Alfonso Arceo López, José Serafín Anaya, Francisco Flores Muñoz, y Enrique Arturo Álvarez Morales.

Oramos por ellos y por los diáconos, voluntarios de Cáritas, Ministros Extraordinarios de la Comunión, monjas de varias congregaciones y Hermanos de San Juan de Dios, así como por los empleados de los hogares de ancianos que, en esta hora compleja, sirven y consuelan a muchos que sufren en cuerpo o espíritu. Que la Virgen de la Caridad del Cobre, Madre y Patrona de Cuba, los proteja.