Actualice sus datos y reciba un obsequio

Misioneros de Guadalupe participa en la Jornada Nacional de Oración por los sacerdotes mexicanos

En el marco de la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) convocó a una jornada Nacional de Oración por los sacerdotes mexicanos, a realizarse del 4 al 19 de junio del presente año, para pedir a Dios que fortalezca a los presbíteros durante su vida ministerial.

A través de una carta de Mons. Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, mg, Obispo de Ecatepec y responsable de la Dimensión Episcopal del Clero, la CEM detalló que la jornada se extenderá hasta la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús para animar, acompañar, ayudar y custodiar a nuestros presbíteros en el buen ejercicio de su labor pastoral.

Convencidos de que un sacerdote es aquel que entrega su vida y hace de ella una ofrenda, como Jesús nos enseñó con su sacrificio, rogamos a Santa María de Guadalupe para que cuide y proteja en su camino a quienes dedican su vida a servir a sus hermanos.

Los Misioneros de Guadalupe estaremos orando por todos los consagrados al sacerdocio, para que sigan haciendo presente a Cristo por medio del don del Espíritu Santo, la celebración de la Eucaristía y de los sacramentos. Invitamos al pueblo de Dios a rezar juntos por nuestros sacerdotes con la siguiente oración:

“Padre bueno, por medio de tu Hijo Sumo y Eterno Sacerdote.
Te damos gracias por nuestros sacerdotes en México.
Te rogamos que cuides de ellos, cuyas vidas se consumen diariamente en tu santo servicio, protégelos ante los nuevos retos y desafíos de una nueva realidad.
Atiende todas sus necesidades, retorna a ti aquellos que se han alejado de tu camino, enciende de nuevo el deseo de santidad, especialmente en aquellos que han caído en la tibieza de su vocación.
Impulsados por el Espíritu Santo nos guíen con corazón de pastores, como testigos mensajeros de esperanza ante un nuevo comienzo. Danos sacerdotes santos y bien formados según el Corazón de Jesús.
Que Santa María de Guadalupe, los acompañe siempre. Amén.”

Pueden leer aquí la carta completa de Monseñor Roberto y descargar el material de la jornada.