Actualice sus datos y reciba un obsequio

La Iglesia en México celebra Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado 2020

El 27 de septiembre, la Iglesia católica celebró  la 106ª Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado. En comunión con el mensaje del Papa Francisco, posterior al Ángelus de este domingo, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicó el comunicadoComo Jesucristo, obligados a huir”, a través del cual demanda lo siguiente:

    1. El reconocimiento oficial de la existencia del desplazamiento forzado interno en nuestro país.
    2. La construcción de un marco de protección legal e institucional que sea capaz de garantizar los derechos humanos de las personas desplazadas internas en cualquier entidad de la República Mexicana, a fin de otorgarles protección, atención y asistencia; así como, ofrecerles “soluciones duraderas” que les permita caminar en sus proyectos de vida y superar las condiciones que las expusieron a tomar dicha decisión; velar por el interés público y el respeto por los derechos humanos.
    3. La acción conjunta de los tres niveles de gobierno en la prevención de las causas que provocan el desplazamiento forzado interno para efecto de evitar que se sumen más víctimas y que se atiendan a las existentes.

La CEM insiste en visibilizar que la migración y el desplazamiento forzado que se desarrollan dentro del territorio nacional, están asociados tanto a la pobreza y los desastres naturales, como a la violencia e inseguridad que generan el narcotráfico y el crimen organizado; entre otras injusticias.

Así mismo, nuestro Episcopado nos invita a seguir celebrando esta jornada, como lo exhortó el Santo Padre en 2018, acogiendo, protegiendo, promoviendo e integrando a los migrantes, desplazados, refugiados y víctimas de trata; para que nuestras oraciones se conviertan en acciones concretas y solidarias.

Recomendamos leer: México: Atención ante la nueva ola de migrantes rumbo a EEUU