Actualice sus datos y reciba un obsequio

La Iglesia católica dona un millón de euros para trabajadores afectados por la pandemia en Roma

Hasta la fecha, la pandemia por Covid-19 ha dejado un saldo aproximado de 33, 964 muertes y poco más de 235 mil contagios de coronavirus en Italia, a lo que se suma una profunda crisis por el bloqueo de las actividades económicas, por lo cual, el Papa Francisco ha destinado un monto de un millón de euros para atender al grupo más precario de trabajadores en la capital de Italia.

El Fondo, llamado “Jesús Obrero Divino”, será administrado por la Fundación Cáritas de la diócesis de Roma, con el cual se apoyará a las personas cuyo empleo o sector de la industria se ha visto más afectado por la contingencia sanitaria, esperando que el ejemplo se replique de manera colectiva y solidaria en todo el país y otras ciudades del mundo.

“El resurgimiento comienza con los más frágiles, seamos protagonistas del renacimiento de nuestra comunidad”, manifiesta el Papa en una nota del Vaticano, donde exhorta a pensar en el bien común e insta a los gobiernos y la sociedad civil a desarrollar políticas de protección, inclusión y acompañamiento a los más necesitados, contemplando tres acciones solidarias: el perdón de las deudas, el fin de las disputas o conflictos y el pago de créditos de acuerdo a la capacidad de pago del deudor y no de la economía de mercado.

Agradecidos por esta buena obra de nuestra Iglesia, rogamos al Señor para que los cristianos sigamos siendo sal y luz del mundo, ejemplo de comunión y alegría para renacer todos juntos, como nos lo ha enseñado Jesucristo a través de su Evangelio.

Pedimos, para que quienes estén en condiciones de hacerlo, colaboren con este tipo de iniciativas y sean cada vez más los bienhechores que comparten la bendición que Dios, en su Providencia, les otorga.