Actualice sus datos y reciba un obsequio

Corresponsabilidad educativa y “Familias Sin Hambre”, propuestas de la CEM para reactivar México

Esta semana, la Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que el regreso a clases será el próximo 24 de agosto y a distancia, ya que aún no hay condiciones favorables para reanudar actividades presenciales. A la fecha se han superado los 50 mil decesos por Covid-19 y se habla de una pérdida de alrededor de 1.2 millones de empleos formales, por lo cual, los Obispos de México piden promover una educación con corresponsabilidad y facilitar la recuperación del empleo y autoempleo.

En su comunicado “Frente a la dificultad de educar en este tiempo de pandemia”, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) invitó a reconstruir el Sistema Educativo Nacional a través del diálogo, el encuentro y la corresponsabilidad entre todos los actores involucrados en la educación, pidiendo no convertir a los alumnos en receptores pasivos de las clases en línea, por televisión, radio y plataformas digitales.

La CEM exhortó a las autoridades, padres de familia, magisterio, sectores profesionales y empresariales, a fomentar un aprendizaje solidario y afectivo, no sólo racional. También, llamó a la comunidad eclesial a salir al encuentro de las escuelas, asumiendo que la Iglesia es Madre y Maestra, y recordando su compromiso con el Pacto Educativo Global propuesto por el Papa Francisco en el mes de septiembre pasado.

Así mismo, con el fin de promover acciones para apoyar a las personas más alejadas y vulnerables de la sociedad, el Episcopado, junto con Cáritas Mexicana y otras instituciones aliadas, mantienen la iniciativa “Familias Sin Hambre”, una campaña lanzada el pasado 12 de abril y la cual sigue brindando ayuda material y emocional. Los Obispos de México, hacen un llamado a la población a sumarse a esta cadena solidaria, para que juntos enfrentemos los retos que nos impone la pandemia.

Lee: La pandemia hace más urgente un Pacto Educativo Global