Sínodo Amazonia

Club de Niños MG elabora rosario misionero en catecismo de la capilla de San Benito Abad y Nuestra Señora de Guadalupe en Tecámac, Estado de México

El sábado 26 de octubre del presente año, el Club de Niños de Misioneros de Guadalupe participó en el catecismo de la capilla de San Benito Abad y Nuestra Señora de Guadalupe, elaborando un rosario misionero con alrededor de 35 niños de la colonia Héroes Tecámac, Estado de México.

La colaboración se dio después de que una madre de familia, quien también es catequista, vio la actividad del club con motivo del Mes Misionero Extraordinario (MME), en nuestra página web, sobre cómo armar y rezar el rosario misionero.

Motivado por la inquietud de la catequista, el párroco Hugo Espinoza Pérez, sacerdote a cargo de la Parroquia del Señor de la Misericordia y Nuestra Señora del Rosario, diócesis de Teotihuacán, solicitó el apoyo de Misioneros de Guadalupe para realizar la actividad en la capilla. Fue así como el coordinador del Club de Niños mg, Ezequiel Rodríguez Jaramillo, acudió para dar a conocer la labor de los misioneros.

Entre juegos y cantos, se les explicó a los pequeños que todos los bautizados estamos llamados a colaborar con la Misión de Cristo y que podemos ayudar a la Iglesia misionera de tres formas: siendo misioneros, apoyando económicamente y rezando por las misiones.

Con ayuda de sus padres y catequistas, los niños armaron el rosario misionero con material que el club les entregó junto con la revista Almas de noviembre, en cuya portada aparece el P. Lucas Cheong Gyu Whan, mg, quien estuvo en la Misión de Perú y recientemente juró pertenencia a nuestro Instituto.

Los participantes aprendieron que el rosario es un sacramental, el cual se bendice a través de la oración y, en el caso del rosario misionero, los colores les invitan a rezar por las personas de los cinco continentes: por África, con el primer misterio que es el de color verde; por América, con el segundo misterio de color rojo; por Europa, con el tercero, blanco; por Oceanía, con el cuarto, azul y por Asia, con el quinto misterio de color amarillo.

El rosario misionero es una herramienta para pedir por la gente de todo el mundo. Que Dios llene de gracia y amor a quienes, desde la niñez, demuestran su interés por conocer a Jesús. El Club de Niños MG agradece la alegría y entusiasmo con el que fuimos recibidos para el desarrollo de la actividad.